GANAR SALUD bajando de peso…
Escrito por

GANAR SALUD bajando de peso…

“Cuesta Huguito… Pero me siento muy bien” – Con esas palabras me resumió Claudio sus principales sensaciones en los 8 meses de tratamiento que llevamos adelante, y que sigue y seguirá avanzando… Confió en mi y yo me siento orgulloso por ello, pero lo más destacable de lo que vamos a ver, es que el MÉRITO de ganar salud, estar y sentirse cada día mejor, es TODO del propio paciente… Y les puedo asegurar que no importa que edad tengan o que tan mal se sientan, Hoy pueden empezar a estar mejor y tener una mejor calidad de vida por sobre todas las cosas…

Tal como lo he recorrido en varias oportunidades en los distintos segmentos que compartimos con todos ustedes, debido a este ejemplo que les muestro y cuento en primera persona, el sobrepeso y la obesidad como base de una gran cantidad de enfermedades crónicas no transmisibles, están haciendo estragos en nuestra sociedad… Como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS): “La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial, y cada año mueren, como mínimo, 2,6 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso. Aunque anteriormente se consideraba un problema confinado a los países de altos ingresos, en la actualidad la obesidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medianos.” A su vez, se estima que las personas con síndrome metabólico, tienen un riesgo 65% más alto de enfermedad cardiovascular en comparación con las que no lo padecen.

Aún así, una vez más debo advertirles que el cambio está en nuestras manos y depende de nosotros mismos asumir el control y optimizar nuestra calidad de vida. No apuntamos sólo a llevar adelante un determinado plan alimentario, sino también a realizar actividad física, bajar de peso a conciencia y con responsabilidad mantenerlo a lo largo del tiempo, evitar los excesos y en el caso de ser necesario, y que el profesional correspondiente así lo indique, adecuarnos al tratamiento farmacológico que nos ayude a salir adelante. Por mi parte, vuelvo a recordarles que siempre elijo confiar primero en que todo sacrificio en conjunto que hagamos para optimizar nuestra salud desde la modificación propia de nuestro estilo de vida, será esencial para evitar llegar a tener que recurrir a un tratamiento medicamentoso.

Contrastes de los controles…

Como podrán observar, Claudio inició su tratamiento en el mes de febrero y llegó a pesar 114kg. La evidencia de las gráficas con respecto a su primer control corporal y el último, resulta tan favorable y asombrosa, no sólo por la pérdida de peso, sino por el CAMBIO de composición corporal, que inclusive hoy debemos mejorar y seguir trabajando…

Debo señalar también, que este paciente tuvo una doble intervención quirúrgica programada a nivel traumatológico, y es por ello que ahora es tiempo de empezar a reorganizar su actividad física para seguir mejorando su metabolismo y estructura muscular… Pero claro está que si los resultados acompañaron y la evidencia así lo demuestra, es porque Claudio se comprometió a mejorar su calidad de vida, fortalecer su salud y ninguna excusa o impedimento hicieron fuerza en su camino para detenerlo…

Las pautas más importantes y claves en un cambio de hábito efectivo…

– COMER CADA 3 HORAS…

El consumo irregular de alimentos facilita el aumento de peso y de los niveles de lípidos en sangre; en tanto una distribución regular y ordenada, como mínimo de 6 comidas, favorece el adelgazamiento y un mejor estado de salud en general. Se ha demostrado que realizar una distribución más amplia, con un intervalo máximo de tres horas entre ingesta e ingesta, se asocia con:

  • Menor consumo de calorías.
  • Menor nivel de colesterol total y LDL o colesterol “malo”.
  • Mayor cantidad de energía utilizada para la digestión, absorción, conversión y almacenamiento de los nutrientes consumidos a través de los alimentos; lo que se traduce en un mayor gasto calórico.
  • Menores picos de insulina, lo que implica regulación del nivel de azúcar y de grasas que circulan en sangre, además de menor sensación de hambre.

– El desayuno es la principal comida del día

Durante la mañana se produce una elevación de la síntesis/producción de una hormona (sustancia producida por el cuerpo que tiene la capacidad de generar determinados cambios en el cuerpo de cada ser humano) llamada CORTISOL. Ésta hormona provoca una degradación/ruptura del músculo y aumenta la síntesis/generación de masa adiposa (grasa) sobre todo en la zona abdominal (panza). Cuando una persona se saltea el desayuno, ésta hormona se mantiene elevada, provocando pérdida de músculo y aumento de grasa en la zona abdominal.

– El almuerzo representa el equilibrio de tu energía diaria

El  almuerzo representa la segunda ingesta más fuerte e importante que tenemos en el día, después del desayuno. Tiene que representar el doble de la necesidad nutritiva que debemos aportar al organismo, con la alimentación. Y la clave pase por evitar los elementos más inflamatorios como las grasas saturadas (productos embutidos, enlatados, envasados, prefabricados, precocidos, prefritos, etc.); evitar el consumo de azúcar o productos azucarados o aquellos que contengan entre sus ingredientes las siglas JMAF (Jarabe de Maíz de Alta Fructosa, ver rotulado nutricional de los alimentos); evitar el gluten, otro factor inflamatorio y negativo para la salud intestinal.

Y como una de las referencias más importantes, tengamos en cuenta que nuestro plato debe presentar la mayor variedad de colores y texturas posibles de la mano de vegetales, granos, legumbres, que acompañen el consumo de proteína, ya sea de origen animal o vegetal…

– La cena debe permitirnos descansar sin inflamación

Respecto a la cena, siempre vamos a buscar que sea de fácil digestión y disgregación, que no genere una sobrecarga en su absorción y permita que la reparación de tejidos sea la más óptima posible. Por eso remarco que vamos a evitar comer carnes rojas y/o pastas simples o rellenas. También evitamos las frutas de noche, y los vegetales, granos y/o legumbres deben estar preferentemente cocidas…

– Sin una adecuada hidratación, no hay metabolismo positivo

Resulta vital que constantemente consumamos líquido a lo largo del día, teniendo en cuenta que con el alto contenido de fibra y proteínas que debemos priorizar, siempre conforme a la realización efectiva de actividad física, es esencial que consumamos mucho líquido y de manera constante. Entre 3 y 3,5 litros seguro. Según cada caso se deben hacer los ajustes correspondientes…

Cuando se realiza ejercicio físico durante un período mayor a los 30´el cuerpo pierde una cantidad muy importante de líquidos (agua con la transpiración, mecanismos fisiológico natural del cuerpo para lograr disipar/eliminar la elevada temperatura que se genera como consecuencia de la actividad física) y electrolitos/sales minerales. Los dos deben reponerse para evitar llegar a una deshidratación y para brindarle al cuerpo los minerales necesarios para poder reponerse luego del partido o del entrenamiento o de cualquier actividad que se realice. Cuando esto no ocurre (cuando uno no se rehidrata como corresponde) se suele sentir mayor fatiga/cansancio, dolores musculares y se necesita mayor tiempo de recuperación, nada de esto es beneficioso para alguien que busca mejorar el rendimiento deportivo.

Los beneficios de la actividad física siempre están

Todos aquellos que me conocen y saben cuál es mi filosofía de tratamiento ideal para optimizar nuestra calidad de vida, saben que no sólo se trata de comer bien o “hacer dieta”, sino de cambiar hábitos y complementarlos con actividad física. De otra manera, no funciona…

Con Claudio y Julieta, que también es partícipe activa de este cambio vamos a seguir mejorando, creciendo y avanzando… Sus objetivos se seguirán cumpliendo, y la calidad de vida en adelante los llenará de satisfacciones…

En cuanto a mi objetivo principal, es seguir brindando lo mejor de mi para que TU SALUD ESTÉ AL DÍA…

 

3 0 186 24 octubre, 2018 Medicina, Novedades, Nutrición octubre 24, 2018

Acerca del Autor

Licenciado en Nutrición M. N. 8514, egresado del Instituto Universitario de Ciencias de la Salud, Facultad de Medicina Fundación H. A. Barceló. Orientación en deportes. I.S.A.K. II - Periodista. Docente del Instituto Universitario de Ciencias de la Salud, Facultad de Medicina Fundación H. A. Barceló - Cátedra de Valoración del Estado Nutricional, área práctica. Actualmente me desempeño como CEO Mentor de www.tusaludaldia.com.ar, y como nutricionista en Consultorio privado - UBICACIÓN: Scalabrini Ortíz 2470 - Planta Baja "L" (casi esquina Av. Santa Fe) Teléfonos para turnos: 4831-4897 / 4831-7692 / Cel: (011) 1559974732 E-mail: policonsultoriosmafe@gmail.com // hdbtusaludaldia@gmail.com Nací en Posadas Misiones, y vivo en Capital Federal donde trabajo en el servicio de emergencias médicas en el Instituto de Diagnóstico y Tratamiento.

Ver más artículos de Hugo Daniel Benitez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FACEBOOK