Calidad, cantidad y momentos oportunos de alimentación
Escrito por

Calidad, cantidad y momentos oportunos de alimentación

Cada vez que hablo de generar un ambiente propicio para optimizar nuestra salud desde el entrenamiento y la complementariedad esencial de la alimentación, planteo la necesidad de llevar adelante un esquema de hábitos que comprenda no sólo la calidad en la ingesta, sino también una adecuación conforme a frecuencia y volúmenes ideales para NUTRIR en tiempo y forma.

En esta ocasión, comparto con ustedes un estudio interesante acerca de la frecuencia y el momento circadiano de alimentarse; cómo puede influir en los biomarcadores de inflamación y en la resistencia a la insulina asociada con el riesgo de cáncer.

Siempre les recomiendo a mis pacientes que en su habitualidad programen sus ingestas de manera creciente a decreciente a lo largo del día y prestando especial atención a los momentos y necesidades que deben atender conforme al entrenamiento y rutina diaria que desarrollen. Y el punto más importante, es que resulta vital un descanso apropiado, para una reparación estructural propicia. Para ello planteo la necesidad de llevar adelante una cena de fácil digestión y absorción.

Ahora bien, este punto no sólo depende de la posibilidad de dormir más o mejor, sino de que nuestro organismo esté REGULADO y PREPARADO para un sueño reparador.

Los resultados de una investigación realizada por el equipo de Catalina R. Marinac C et al. De la Universidad de California, sugieren que reducir el consumo de energía por la noche, comer con más frecuencia, y ayunar durante más tiempo por la noche, es decir, cenar temprano, puede contribuir a disminuir la inflamación crónica de bajo grado que es un factor de riesgo para enfermedades tan graves como el cáncer de mama. 

Este es el primer estudio poblacional que documenta estas asociaciones. Se necesitan ensayos aleatorios, con poder estadístico adecuado, para validar si el cambio de estos comportamientos frecuencia y horario de las comidas influyen significativamente en los procesos inflamatorios. Si se confirman los hallazgos actuales, es decir, reducir el consumo de energía por la noche, comer con más frecuencia, y cenar antes, podría recomendarse como estrategias de un comportamiento simple y eficaz para prevenir enfermedades relacionadas con la inflamación crónica.

 

Estudio completo

http://media.wix.com/ugd/6672f8_0e68c41cadf643fe9a99dcabe85bcfcd.pdf

2 0 699 15 enero, 2017 Novedades, Nutrición enero 15, 2017

Acerca del Autor

Licenciado en Nutrición M. N. 8514, egresado del Instituto Universitario de Ciencias de la Salud, Facultad de Medicina Fundación H. A. Barceló. Orientación en deportes. I.S.A.K. II - Periodista. Docente del Instituto Universitario de Ciencias de la Salud, Facultad de Medicina Fundación H. A. Barceló - Cátedra de Valoración del Estado Nutricional, área práctica. Actualmente me desempeño como CEO Mentor de www.tusaludaldia.com.ar, y como nutricionista en Consultorio privado - UBICACIÓN: Scalabrini Ortíz 2470 - Planta Baja "L" (casi esquina Av. Santa Fe) Teléfonos para turnos: 4831-4897 / 4831-7692 / Cel: (011) 1559974732 E-mail: policonsultoriosmafe@gmail.com // hdbtusaludaldia@gmail.com Nací en Posadas Misiones, y vivo en Capital Federal donde trabajo en el servicio de emergencias médicas en el Instituto de Diagnóstico y Tratamiento.

Ver más artículos de Hugo Daniel Benitez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FACEBOOK