Alerta y prevención frente a la ortorexia
Escrito por

Alerta y prevención frente a la ortorexia

Un trastorno alimentario prácticamente desconocido está creciendo significativamente en nuestra sociedad y un gran porcentaje de personas, en su mayoría jóvenes, impulsados por el ideal de belleza y de felicidad que instalan los medios de comunicación masiva, caen en la “trampa” de la vida sana sin asumir el riesgo de un desorden mucho más profundo.

Hace unos días, una nota muy interesante del diario La Nación (ver: http://www.lanacion.com.ar/1913856-la-trampa-de-la-vida-sana-ortorexia-el-silencioso-trastorno-alimentario-de-hoy) encendió las luces de alarma y ganó gran repercusión en los medios y más aún, en las redes sociales, donde el debate constante y ciertas declaraciones con raíz en el propio desconocimiento, me han llevado a elaborar un informe en el que buscaremos con definiciones simples, informar y generar conciencia.

 

¿Qué es la ortorexia?

14552948897610

Es un trastorno de la conducta alimentaria que consiste en la obsesión por la comida sana.

El punto más relevante, es el extremismo con el cual las personas que casi sin darse cuenta ingresan en un nivel patológico. No se preocupan por la cantidad que ingieren, sino más por la calidad de los alimentos, pues afirman que una dieta saludable llevada al extremo, y en ciertos casos, en conjunto con el ejercicio físico intenso, podrán curar todas sus enfermedades.

Los pacientes invierten un gran número de horas al día planificando y preparando las comidas. Suelen ser tan estrictos que incluso se sienten culpables cuando lo incumplen y se castigan con dietas y ayunos aún más rígidos. Del mismo modo, eliminan por completo determinados alimentos en su dieta, no sólo carnes y grasas, sino también otras sustancias como el azúcar.

ortorexia2

La ortorexia nerviosa suele comenzar con hábitos de vida saludables que se convierten en obsesión y puede provocar en los pacientes grandes pérdidas de peso. Además, pueden perder la capacidad de comer intuitivamente, es decir, dejan de saber cuándo tienen hambre o cuándo se encuentran saciados.

Como primer alerta, me gustaría que todos sepamos que ante la incidencia de este trastorno nuestra salud corre riesgos elevados de sufrir consecuencias serias; como por ejemplo: hiponatremia (niveles bajos en sodio), acidosis metabólica (cuando el cuerpo produce demasiado ácido o cuando los riñones no están eliminando suficiente ácido del cuerpo y resulta tóxico), pancitopenia (en la que el paciente tiene bajos los niveles de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas), entre otros.

 

Caracterizando el trastorno en los medios

Tanto en la nota del periódico que mencioné anteriormente, como en los distintos sitios donde se pueden observar más referencias al respecto, cabe señalar que existen párrafos llamativos para cualquier persona que intenta saber un poco más acerca de la ortorexia.

14552948897610hgik

 

  • “Es un trastorno poco conocido. Comienza como un inocente intento por mejorar la calidad de la alimentación, pero con el tiempo aparecen las obsesiones sobre qué se debe comer y qué está totalmente prohibido.”

 

  • “Un signo de alarma es cuando los adolescentes comienzan a evitar salidas y encuentros con amigos o familia porque prefieren comer distinto del resto.”

 

  • “Yo como de todo pero sano”, “esto me cae mal”, “me hace doler la panza” o “me da granitos.”

 

Sepamos que existe una fina línea entre la comida sana y la obsesión por la misma, se debe recordar que la clave para el diagnóstico de cualquier enfermedad de tipo mental es que el trastorno cause daño al paciente, tanto físico, social, como emocional.

Justamente lo primero que debemos entender acerca de esta patología, es que como tal, debe ser tratada por los profesionales correspondientes, de manera interdisciplinaria, y no dejar librado al azar el alcance que puede llegar a tener consecuentemente en nuestra salud.

 

Conclusiones

Como todo trastorno alimenticio, siempre tiene un primer disparador, una decisión controvertida que genera ruido, y aclaro que nadie está exento de poder cometer errores cuando ejecuta un cambio importante sin tener guía o asesoramiento profesional pertinente.

Por otra parte, tal como lo adelante en el informe que realicé hace un tiempo – http://tusaludaldia.com.ar/…/los-dilemas-de-la-nueva…/ – Existen dilemas que plantean las nuevas “corrientes de moda”, que conllevan al riesgo de equivocarnos gravemente conforme a nuestro bienestar si actuamos desde el desconocimiento.

Hablo puntualmente de la “cultura fit” – Los invito a leer una vez más mis reflexiones y entenderemos juntos que ser “fit” no es acudir a la extrema delgadez o contar las calorías hasta el más mínimo detalle para cuidar la figura y mucho menos (especial atención al tema), entrenar sin medida y sin la nutrición y descanso que nuestro organismo necesita para estar plenos y sentirnos bien. Es decir, para estar funcionalmente en forma.

Ningún extremo es favorable, y lo importante de este punto es entender que ser saludables es llevar a cabo una alimentación COMPLETA, VARIADA, SUFICIENTE, Y ARMONIOSA conforme a GUSTOS Y NECESIDADES; llevar adelante ejercicio físico que nos brinde calidad de vida y no fuerce sin sentido “la máquina”, es decir, nuestro cuerpo.

Se puede, y debemos, comer de todo en justa medida y sin necesidad de caer en excesos o restricciones injustificadas. Y aquí hago otro paralelismo con un informe que les presentamos anteriormente de la mano del Lic. Diego Cáceres http://tusaludaldia.com.ar/nutricion/cuanto-menos-grasa-mejor/  – para que repasemos y podamos observar que los extremos no nos beneficiarán en absoluto.

Finalmente, comparto conceptos que siempre nos acerca la Lic. María Victoria Crapanzano respecto a la importancia de la dinámica de la alimentación. Resulta muy importante conocer y asumir la connotación de la comensalidad, es decir, el compartir la mesa, con familiares, amigos, compañeros, entre otros; valorizando nuestras costumbres en base de la cultura que adoptamos sin necesidad de limitaciones algunas y disfrutando de compartir el momento, pasarla bien y respetar la elecciones de los demás en un mismo encuentro, en la misma mesa.    

0 0 643 02 julio, 2016 Novedades, Nutrición julio 2, 2016

Acerca del Autor

Licenciado en Nutrición M. N. 8514, egresado del Instituto Universitario de Ciencias de la Salud, Facultad de Medicina Fundación H. A. Barceló. Orientación en deportes. I.S.A.K. II - Periodista. Docente del Instituto Universitario de Ciencias de la Salud, Facultad de Medicina Fundación H. A. Barceló - Cátedra de Valoración del Estado Nutricional, área práctica. Actualmente me desempeño como CEO Mentor de www.tusaludaldia.com.ar, y como nutricionista en Consultorio privado - UBICACIÓN: Scalabrini Ortíz 2470 - Planta Baja "L" (casi esquina Av. Santa Fe) Teléfonos para turnos: 4831-4897 / 4831-7692 / Cel: (011) 1559974732 E-mail: policonsultoriosmafe@gmail.com // hdbtusaludaldia@gmail.com Nací en Posadas Misiones, y vivo en Capital Federal donde trabajo en el servicio de emergencias médicas en el Instituto de Diagnóstico y Tratamiento.

Ver más artículos de Hugo Daniel Benitez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FACEBOOK