¿Se puede apuntar a tener un envejecimiento saludable?
Escrito por

¿Se puede apuntar a tener un envejecimiento saludable?

El envejecimiento es un proceso natural de la vida que nos llena de cuestionamientos, temores y por lo general, el común de la población suele aferrarse con fuerzas a las pautas de prevención más restrictivas para evitar sufrir alguna enfermedad, aunque las mismas impliquen dejar de lado la plenitud a la que se puede aspirar sin problemas en esta etapa…

En todo el mundo, la proporción de personas mayores crece más rápidamente que cualquier otro grupo de edad. La esperanza de vida aumenta, y debemos acompañarla con la energía necesaria para apuntar a la plenitud. Actualmente, por primera vez en la historia, la mayor parte de la población tiene una esperanza de vida igual o superior a los 60 años. Para 2050, se espera que la población mundial en esa franja de edad llegue a los 2000 millones, un aumento de 900 millones con respecto a 2015.

Hoy en día, hay 125 millones de personas con 80 años o más. Para 2050, habrá un número casi igual de personas en este grupo de edad (120 millones) solamente en China, y 434 millones de personas en todo el mundo. Para 2050, un 80% de todas las personas mayores vivirá en países de ingresos bajos y medianos.

El envejecimiento de la sociedad puede considerarse por un lado un avance y por otro, un gran desafío, ya que supone una mayor exigencia social y económica. De todas maneras, lo más importante, el verdadero reto del aumento de la esperanza de vida es la calidad de vida de los mayores, que les va a permitir mantener la actividad y la independencia: “cómo vivir los años y cómo disfrutarlos.”

Nuestra misión debe estar enfocada a erradicar el pensamiento de la sociedad en general, que sigue relacionando la vejez y los adultos mayores con la enfermedad, la dependencia y la falta de productividad, en muchas ocasiones haciendo caso omiso de su experiencia y su sabiduría.

¿Qué es el envejecimiento activo?

La mejor definición es la adoptada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que define el “envejecimiento activo” como “el proceso por el que se optimizan las oportunidades de bienestar físico, social y mental durante toda la vida, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez”. Esta definición no sólo contempla el envejecimiento desde la atención sanitaria, sino que incorpora todos los factores de las áreas social, económica y cultural, que afectan al envejecimiento de las personas.

La sociedad entera debe apoyar una “cultura del envejecimiento activo y saludable” que permita que los mayores:

  • Sufran menos por las discapacidades relacionadas con las enfermedades crónicas.
  • Necesiten una atención sanitaria y social menor.
  • No padezcan situaciones de soledad, manteniendo su independencia y una buena calidad de vida.
  • Sigan participando en el ámbito económico, social, cultural y político, tanto a través de trabajos remunerados como de colaboraciones sin remunerar.

Hoy comparto con ustedes un estudio científico a partir del cual empezaré a desprender una serie de informes que contemplen un envejecimiento saludable en su totalidad.

Envejecimiento cerebral exitoso: plasticidad, enriquecimiento ambiental y estilo de vida

El envejecimiento es un proceso fisiológico que puede desarrollarse sin la aparición de enfermedades en forma concomitante. Sin embargo, muy frecuentemente, las personas de edad avanzada sufren de pérdida de memoria y de una declinación cognitiva acelerada. Los estudios sobre la neurobiología del envejecimiento están comenzando a descifrar los mecanismos subyacentes no sólo a la fisiología del envejecimiento, sino también los mecanismos que hacen que las personas sean más vulnerables a la disfunción cognitiva y a las enfermedades neurodegenerativas.

Hoy en día se sabe que el envejecimiento cerebral mantiene una considerable plasticidad funcional, la cual está impulsada por genes que son activados por diferentes factores del estilo de vida.

En este artículo se revisan algunos de estos factores del estilo de vida y sus mecanismos de acción, incluyendo el enriquecimiento ambiental y la importancia de la ingesta de alimentos y de algunos nutrientes.

También se revisan brevemente el ejercicio físico aeróbico y la reducción del estrés crónico. Se propone que los factores del estilo de vida son instrumentos poderosos para promover un envejecimiento cerebral saludable y exitoso y retardar la aparición de los déficits cognitivos relacionados con la edad en las personas mayores.

Autor

1 – Department of Physiology, Faculty of Medicine, Universidad Complutense, Madrid, Spain. francisco-mora@uiowa.edu

 

FUENTE: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23576888

0 0 611 25 marzo, 2017 Medicina, Prevención marzo 25, 2017

Acerca del Autor

Licenciado en Nutrición M. N. 8514, egresado del Instituto Universitario de Ciencias de la Salud, Facultad de Medicina Fundación H. A. Barceló. Orientación en deportes. I.S.A.K. II - Periodista. Docente del Instituto Universitario de Ciencias de la Salud, Facultad de Medicina Fundación H. A. Barceló - Cátedra de Valoración del Estado Nutricional, área práctica. Actualmente me desempeño como CEO Mentor de www.tusaludaldia.com.ar, y como nutricionista en Consultorio privado - UBICACIÓN: Scalabrini Ortíz 2470 - Planta Baja "L" (casi esquina Av. Santa Fe) Teléfonos para turnos: 4831-4897 / 4831-7692 / Cel: (011) 1559974732 E-mail: policonsultoriosmafe@gmail.com // hdbtusaludaldia@gmail.com Nací en Posadas Misiones, y vivo en Capital Federal donde trabajo en el servicio de emergencias médicas en el Instituto de Diagnóstico y Tratamiento.

Ver más artículos de Hugo Daniel Benitez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FACEBOOK