¿Qué conoce acerca del reflujo gastroesofágico?
Escrito por

¿Qué conoce acerca del reflujo gastroesofágico?

La sociedad en general se acerca al consultorio en los últimos tiempos indicando padecer este cuadro, sin saber bien de que se trata. El reflujo gastroesofágico también traducida como Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico (ERGE), se trata del paso del contenido gástrico desde el estómago al esófago debido a la alteración en los mecanismos de barrera a ese nivel.

Esto no siempre se considera patológico, ya que el reflujo gastroesofágico se produce también en personas sanas. La diferencia radica en que, en circunstancias normales, los episodios de reflujo tienen un carácter esporádico, el tiempo de contacto del ácido gástrico con la mucosa esofágica es breve, y la resistencia del esófago a los agentes agresivos está conservada. Cuando alguno de estos factores se altera, se produce la enfermedad por reflujo gastroesofágico, de tal forma que se define como reflujo patológico aquel que es capaz de producir síntomas o inflamación del esófago. Es una enfermedad muy frecuente entre la población adulta que tiene una incidencia del 20%.

Síntomas que se presentan

El síntoma más frecuente es el ardor (pirosis) y la sensación de quemazón localizada detrás del esternón. Aparece normalmente después de las comidas. Cuando la comida llega al estómago, este segrega una serie de ácidos necesarios para la digestión. Al estar dilatado el cardias (la “conexión” del estómago y el esófago), la comida del estómago puede ascender al esófago, órgano que no está preparado para protegerse de la agresión de estos ácidos gástricos.

También puede aparecer la regurgitación de un material agrio en la boca, dificultad para tragar o dolor torácico. De hecho, el reflujo es una causa muy frecuente de dolor torácico no cardiaco, que a veces puede ser clínicamente indistinto de un dolor torácico debido a un infarto agudo de miocardio.

Otros síntomas que pueden aparecer son:

  • Dolor en el esófago al paso de la comida.
  • Inflamación de la laringe.
  • Ronquera.
  • Tos.
  • Dificultad respiratoria.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Presencia del reflujo

En la actualidad se acepta de forma general que el mejor método para establecer la existencia de reflujo es la medición del pH en el esófago. Esta prueba se llama pHmetría; se realiza mediante una sonda en cuyo extremo se sitúa un electrodo que permite evaluar la acidez presente en el esófago y, por lo tanto, cuantificar el reflujo.

Repercusión del reflujo

La endoscopia, como ya te lo hemos contado en http://tusaludaldia.com.ar/novedades/procedimientos-endoscopicos-digestivos/ es la técnica más útil para valorar la intensidad del reflujo gastroesofágico y confirmar sus consecuencias sobre la mucosa esofágica. Consiste en la introducción de una cámara que permite ver el interior del tubo digestivo, por lo que también permite evidenciar las complicaciones del reflujo y clasificar su gravedad.

El Tratamiento

El tratamiento se basa en la administración de medicamentos, principalmente antiácidos. Los mismos estarán detallados por su médico de cabecera.

Sin embargo, lo más importante a tener en cuenta, es que hay una serie de aspectos o cambios en el estilo de vida que debería implementar para prevenir la enfermedad:

  • Evitar aquellos alimentos y bebidas que provoquen los síntomas, además de picantes, especias y repostería.
  • Disminuya el consumo de grasas y bebidas con gas así como los jugos de cítricos, tomate, chocolate, café, cola y té.
  • Haga comidas menos abundantes aumentando el fraccionamiento de las mismas.
  • Evitar el tabaco, sobre todo antes de dormir.
  • Evitar el alcohol por su efecto irritante sobre las paredes del esófago, además aumenta la acidez gástrica.
  • No mastique chicle.
  • Evitar ropa ajustada.
  • Procure acostarse 2 o 3 horas después de haber comido.
  • Eleve la cama entre 15 o 20 cm, poniendo unos tacos o guías de teléfono en las patas de la cama. No lo haga con almohadas porque flexionaría el tronco y aumentaría el reflujo.

Si está tomando medicamentos consulte con el especialista ya que algunos fármacos pueden aumentar los síntomas.

1 0 453 31 agosto, 2013 Medicina agosto 31, 2013

Acerca del Autor

Licenciado en Nutrición M. N. 8514, egresado del Instituto Universitario de Ciencias de la Salud, Facultad de Medicina Fundación H. A. Barceló. Orientación en deportes. I.S.A.K. II - Periodista. Docente del Instituto Universitario de Ciencias de la Salud, Facultad de Medicina Fundación H. A. Barceló - Cátedra de Valoración del Estado Nutricional, área práctica. Actualmente me desempeño como CEO Mentor de www.tusaludaldia.com.ar, y como nutricionista en Consultorio privado - UBICACIÓN: Scalabrini Ortíz 2470 - Planta Baja "L" (casi esquina Av. Santa Fe) Teléfonos para turnos: 4831-4897 / 4831-7692 / Cel: (011) 1559974732 E-mail: policonsultoriosmafe@gmail.com // hdbtusaludaldia@gmail.com Nací en Posadas Misiones, y vivo en Capital Federal donde trabajo en el servicio de emergencias médicas en el Instituto de Diagnóstico y Tratamiento.

Ver más artículos de Hugo Daniel Benitez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RR TEAM

TWITTER

SIGUENOS EN FACEBOOK!

REDES SOCIALES

Altos Ongamira