Lumbalgia crónica y acupuntura. Las estadísticas y su aval como tratamiento complementario
Escrito por

Lumbalgia crónica y acupuntura. Las estadísticas y su aval como tratamiento complementario

Estimados lectores, hace un tiempo les entregué un informe acerca de la cervicalgia y las mujeres; hoy vamos a tener una segunda parte de esa nota, y le llega el turno a la lumbalgia. No quiero dejar de agradecer los buenos comentarios que me llegaron por mi anterior artículo sobre la comida chatarra en los programas de cocina; son una fuente de energía continua.

Este es un tema que ha tenido múltiples análisis y observaciones a lo largo del tiempo, porque cada día el nivel de afección aumenta más y más. Ahora bien, veamos de que se trata y qué es lo que el estudio que les acerco hoy concluye.

¿Qué es la lumbalgia?

Lumbalgia se llama al dolor localizado en la parte baja de la espalda (región lumbar), y generalmente se presenta en forma brusca, luego de realizar un esfuerzo por levantar objetos pesados o al efectuar movimientos bruscos.

Las causas más frecuentes de lumbalgia

  • Lumbalgia de esfuerzo (la más común de todas)
  • Hernia de núcleo pulposo.
  • Estenosis del canal medular.

Personas que se ven afectadas principalmente por este problema

  • Aquellas personas que mantienen la espalda en una misma postura por tiempo prolongado.
  • Las que levantan objetos del suelo constantemente.
  • Las que no se incorporan o sientan adecuadamente.
  • Las mujeres embarazadas.
  • Las que tienen algún trastorno asociado en la columna vertebral: osteoartrosis, osteoporosis, mieloma múltiple, etc.
  • Las personas obesas.

Según las estadísticas, al menos un 70% de la población de los países occidentales tuvo alguna vez un cuadro de lumbalgia en su vida. Solo en EEUU es una de las causas más comunes de consulta médica y en nuestro país crece constantemente como objeto de demanda de atención en los distintos niveles de salud.

Aproximadamente un 90% de los casos agudos resuelve en aproximadamente 6 semanas, un 25 % reincide durante el tiempo de un año y un 7% desarrolla lumbalgia crónica. Existen numerosos diagnósticos diferenciales, los cuales son infrecuentes; el mecanismo fisiopatológico del cuadro no está del todo dilucidado y un 85% de los casos se consideran de origen idiopático (es decir, que no existe un origen certero y preciso del cuadro).

Las pérdidas económicas ocasionadas se estiman en 26 billones de dólares anuales solo en el caso de EEUU. Claramente estamos hablando de un problema no menor y que ocasiona pérdidas sociales y económicas muy grandes y puede ocasionar trastornos importantes en quien lo padece, desde abandonar actividades placenteras hasta, en muchos casos, no poder realizar sus actividades y perder su puesto laboral.

Entre las causas bien establecidas vamos a mencionar  hernias discales, degeneraciones facetarias y alteraciones musculares y de tejidos blandos. De todas formas y como mencionamos antes, existe un gran porcentaje de pacientes con alteraciones estructurales asintomáticos y otro porcentaje en la situación inversa. Otra vez estamos ante una condición multifactorial.

Existen estudios realizados con Resonancia Magnética funcional que muestran alteraciones en la activación cerebral y en el procesamiento de la estimulación sensorial, aunque esto no ha sido del todo aclarado.

La terapia convencional para este cuadro varía de paciente en paciente, pero básicamente la mayoría sigue la secuencia: dolor agudo-guardia-radiografia-resonancia-medicación-kinesioterapia-ejercicio.

Un estudio realizado en Alemania con 3093 pacientes con historial de lumbalgia crónica de al menos 7 años de evolución fueron divididos en 2 grupos asignados aleatoriamente: los que recibían acupuntura adicional al tratamiento médico y los que no la recibieron. Ambos grupos fueron evaluados a los 3 meses, el resultado fue que los pacientes que fueron tratados con acupuntura incrementaron su función en 12.1 puntos mientras que los que no la recibieron lo hicieron en 2.7 puntos, con una diferencia de 9.4 puntos.

La conclusión es la siguiente: en casos crónicos la acupuntura demostró que es efectiva, obviamente realizada en manos de gente capacitada y habilitada para ello.

Mi experiencia: es una entidad muy difícil de tratar, con pacientes muy desgastados por años de dolor e intentos de tratamientos que difícilmente resuelven el problema y hay mucha recidiva. La acupuntura surge como un complemento al tratamiento convencional que, al menos en este estudio, ha sido avalada por la evidencia.

Las claves: diagnostico certero, premura en la aplicación de tratamientos, control de peso de los pacientes (no olvidar que a mayor carga mayor dolor), y siempre trabajar en equipo multidisciplinario, buscando que nuestro paciente pertenezca a ese grupo de marcada mejoría.

 

Fuente

New England Journal of Medicine 2010 363:454-451 29/07/2010.

0 0 421 07 febrero, 2017 Medicina febrero 7, 2017

Acerca del Autor

Médico egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA) - Actualmente me desempeño como médico del staff del Hospital Italiano, en Buenos Aires. También fui parte del cuerpo médico de atención de emergencias en el Hospital de Agudos Juan A. Fernández, en Capital Federal y durante varios años trabajé en servicios de salud en clínicas privadas de la ciudad.

Ver más artículos de Roberto Di Biasi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FACEBOOK