La cervicalgia en las mujeres
Escrito por

La cervicalgia en las mujeres

En consonancia con el artículo del Licenciado Benitez referido a la salud muscular de las mujeres, hoy quiero ahondar un poco en un tema que en la práctica médica surge todos los días

¿Por qué escribo un artículo sobre las mujeres y no hablo de cervicalgia en general?

La respuesta es sencilla: la inmensa mayoría de los pacientes que me toca atender por este cuadro son mujeres. Lamentablemente este grupo cae en un sin fin de consultas, diría, “una bolsa de gatos”, desfilando de consultorio en consultorio sin encontrar una respuesta a su problema, que incluso puede perpetuarse durante años, y que afecta notoriamente en su calidad de vida.

Muchas son tildadas de hipocondriacas, diagnosticadas con fibromialgia, o simplemente derivadas al psicoanálisis debido a la insistencia y la alta demanda, porque no hay experiencia más desagradable que el dolor en sí mismo.

En mi experiencia, una escucha atenta, global, de la paciente sumada a un exhaustivo análisis de cada situación en particular y abordar al centro del problema, puedo afirmar que suele tener mucho más éxito que la simple receta del cajón para kinesiología por 10 sesiones.

En este apartado me quiero detener y dedicar unas palabras. Es estrictamente necesario que los tratamientos kinésicos sean personalizados; ya que no es lo mismo un paciente con un latigazo cervical que alguien con una contractura o un desgarro muscular, no puede ser en todos los casos electrodos, ultrasonido, magnetoterapia (con suerte) y calor local.

Aquí es donde todo empieza a fracasar y a cronificarse el problema, si se indica un tratamiento y no es efectivo, surge el desanimo del paciente, la desconfianza hacia el médico y el circulo vicioso de la improductividad.

No quiero ser injusto con los colegas kinesiólogos, simplemente el sistema nos ha superado a todos, con interminables filas de pacientes, poco tiempo y en muchos casos el afán de facturar de muchas instituciones obliga a hacer las cosas “como se puede”. Asimismo si el dolor cede debido a la terapia farmacológica o kinésica, pero no se acompaña de una readecuación funcional global de la columna como conjunto y no aisladamente por sector es muy probable que exista una recidiva. Es necesario realizar cambios en el estilo de vida, adecuar el peso corporal y realizar actividad física adecuada.

Como verán no existen soluciones mágicas, ni para diagnosticar ni para recuperarse de cervicalgia, muchas veces es un desafío extremadamente complejo, y requiere de una aceitada coordinación del equipo de salud y de la voluntad del paciente. Desde mi lugar propongo un esfuerzo integral y la escucha atenta de cada situación en particular.

No es necesario derivar al “especialista en la cuarta vértebra cervical” a una paciente con una contractura, la salud tiene que ser vista globalmente y así se obtienen mejores resultados.

 

0 0 556 12 enero, 2017 Medicina enero 12, 2017

Acerca del Autor

Médico egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA) - Actualmente me desempeño como médico del staff del Hospital Italiano, en Buenos Aires. También fui parte del cuerpo médico de atención de emergencias en el Hospital de Agudos Juan A. Fernández, en Capital Federal y durante varios años trabajé en servicios de salud en clínicas privadas de la ciudad.

Ver más artículos de Roberto Di Biasi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FACEBOOK