Prioridades del corredor de montaña al inicio de la temporada
Escrito por

Prioridades del corredor de montaña al inicio de la temporada

Con la entrada en un nuevo año, los objetivos renovados entran en escena. La temporada de competiciones se torna en un campo abierto, con renovada motivación por cumplir los objetivos que nos hemos impuesto.

Esa motivación que supone entrar en un nuevo periodo debe ser utilizada por el corredor de montaña para comenzar con su preparación física. Estas primeras semanas pueden ser más decisivas de lo que pudiera creerse, ya que es cuando debemos crear los cimientos que sustenten nuestro estado de forma durante el resto del año.

Es por eso por lo que todo corredor de montaña que esté comenzando una nueva temporada con la entrada del nuevo año debe tener ciertas prioridades de trabajo en estas primeras semanas de año.

Trabajo de fuerza

Este tipo de entrenamiento es de una gran importancia durante todo el año, pero en este comienzo lo es todavía más. Crear una fuerza muscular durante estas semanas será lo que nos permita poder trabajar el resto de meses a un mayor nivel, lo que se traducirá en un mejor rendimiento en las carreras.

En estas semanas es incluso beneficioso dejar alguna sesión aeróbica de lado con el fin de dedicarle más tiempo a este tipo de entrenamiento. Dos sesiones semanales deberían estar únicamente destinadas a poder trabajar con ejercicios que potencien nuestra fuerza muscular. Además de mejorar el rendimiento, nos protegemos contra posibles lesiones.

Trabajo de volumen

Si bien no se trata de sumar kilómetros por sumar, estas semanas debemos trabajar el volumen, sobre todo si nuestro objetivo en competición es una carrera de larga distancia. El trabajo de volumen debe ir aumentando progresivamente de forma que vayamos aumentando nuestras capacidades aeróbicas.

Eso sí, que potenciemos el volumen no quiere decir que los entrenamientos sean a niveles relativamente suaves. Estos deben realizarse en los umbrales adecuados, para que sigamos produciendo adaptaciones. Saber cuáles son nuestros umbrales sólo puede averiguarse con una prueba de esfuerzo completa.

Entrenamiento cruzado

Esto viene derivado de la necesidad de sumar horas de entrenamiento que nos sirvan como base aeróbica para luego potenciar otras variables. Ciertos entrenamientos cruzados nos permiten realizar sesiones largas poniendo en menos peligro nuestro cuerpo.

Correr es una actividad bastante agresiva con nuestro cuerpo, y desarrollar sesiones de entrenamiento largas con la bicicleta, o en la pileta nos permite realizar el trabajo que deseamos pero sin impactos, lo que significa protegernos contra lesiones en un momento en el que pondrían en peligro los objetivos de los primeros meses del año.

Propiocepción

Este tipo de entrenamiento es muy importante, porque no sólo nos evita lesiones al fortalecer todos los tejidos ligados a nuestras articulaciones, sino que mejora la respuesta psico-motora ante obstáculos inesperados, lo que se traduce en una mejor respuesta, sobre todo, a la hora de descender. Incluir varios ejercicios de este tipo dentro de tu rutina de fuerza muscular.

 

¡Las puertas de nuestro equipo están abiertas!

0 0 465 17 marzo, 2017 Fitness marzo 17, 2017

Acerca del Autor

Soy Profesor de Educación Física, estudié y me recibí en el ISFD Nº 47. Nacido en Buenos Aires, siempre estuve ligado al deporte de alto rendimiento y tengo estudios cursados de Preparación Física y Personal Trainer también en el CEEF. Llevé a cabo la preparación en todos los niveles de Funcional Trainning. En la actualidad realizo todo tipo de entrenamientos acordes a la necesidad de cada persona o grupo. Estoy al frente de mi propio equipo de Running y Fitness en Cañuelas.

Ver más artículos de Ramiro Rizzi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FACEBOOK